Install this theme
A crear se dijo

Es hora de meter las manos en la plastilina. M1 coming soon.

Cazar un león

Hoy ví una denuncia contra una estrella de televisión que caza leones en África. Dice que es cobarde y soez cazar un león pues los leones son animales nobles y valientes.

La valentía

El mundo es de los que se arriesgan pero no todos los que se arriesgan triunfan en el mundo. Esto da miedo cuando es uno el que se ve en la circunstancia de arriesgarse, peor cuando somos los dos; los que, frente al abismo, debemos dar un paso adelante. Diana ya no quiere trabajar en su empresa de consultoría y todo parece indicar que a mí ya no me quieren en mi colegio. La verdad es que nos equivocamos, ella y yo pensamos que volvernos comunes era la manera más segura de asegurar nuestra existencia (valga la redundancia). La verdad es que somos inteligentes y muy importantes en nuestros ámbitos profesionales y lo que hemos hecho en estos meses es vendernos barato, al primer postor. Es hora de tomar armas y volver a ser lo que somos. El miedo claro es cómo pagar el arriendo.

Los pedos invisibles

Diana anda celosa de mis exnovias y de otras bellas que ni eso fueron. Ella me acusa de no amarla, de no estar con ella y de no quererla igual que quise en el pasado a otras. No se equivoca en su acusación, pero no ve lo fundamental. Y lo fundamental es el hecho concreto de que estoy acá con ella. No sólo la amo sino que me embarqué en pasar mis días con ella, mis mañanas, mis perezas, mis sueños con ronquidos y claro: mis pedos.

En lengua Mexicana, pedo quiere decir dos cosas, problema y gas gástrico expulsado analmente. Ella me tolera los segundos (existe mayor amor) pero no los primeros. No soporta que yo no esté a la altura de las circunsancias, me exige con el himen reconstruido, incólume ante los embates del amor y con un pasado sanamente sepultado bajo metros, que no kilómetros, de granito duro.

Ahí, creo yo, ella se equivoca, cómo ella, soy humano y tengo mis tiempos, mis libertades, mis deseos y mi propia reglamentación de como administrar mis amores. y creo que no está a la altura de las circunstancias pues yo estoy dispuesto a tolerar todos sus pedos. Quizás lo que no me queda enteramente claro es porqué ella no ve que estoy acá, que si bien estoy cargado de las prisiones del pasado, el presente lo estoy viviendo con ella y todo lo encamino a que el futuro también lo sea.

La lección es que amar a quien lo ama a uno también es bien difícil.

Conceptual Spaces: The Geometry of Thought

Recomendadísimo libro. Este tipo sí se las trae. Gärdenfors se distancia de las principales teorías filosóficas sobre conceptos para abordarlos de manera más técnica, más descriptiva y en los términos abstractos en los que estos lo requieren. 

Los días con Diana

Ya a casi un año y medio de conocerla, Diana me sigue fascinando por cada segundo. Hoy rió conmigo y me escuchó. Ayer nos hartamos de comida, anteayer de alcohol y así. Son todos y cada uno de los días los que me traen junto a ella. Ella no es un deseo alejado, ni uno irrealizable sino uno muy real y cotidiano. Por primera vez estoy viviendo una cotidianidad que me es propia, que nace de lo que yo soy y todo esto sobre el supuesto de que debe ser la de ella. Hace ya un tiempo que estaba pensando en qué es habitar un espacio en términos del otro, de lo que la música hace en torno a la arquitectura. Pues ahora lo estoy viviendo sin conexiones metafísicas ni embelezamientos propios de Disney. Hoy me siento orgulloso de que mis días están cargados de un amor de verdad. Que Diana me trae a la vida todos los días con una prerrogativa fundamental, que hay que levantarse a vivir lo que amamos y lo que decidimos.


Teacher

Los martes salgo gratificado de dar clases de música a niños que ni son músicos ni les interesa, al menos no de forma intensa como a mí. Entre mis 70 alumnos algunos muestran interés pero pero ninguno habilidades ni conocimientos avanzados en el tema. La escuela no tiene muchos recursos y con sólo un teclado de 5 octavas eme las ingenio ara dar las clases. Los niños de primero tienen 12 años, y son eso: niños. Hoy los puse a saltar y a correr por todo el colegio, hicieron así un mejor trabajo. Los de tercero tienen 14 o 15 años y son pequeños adultos, la mayoría tienen cuerpos desarrollados, narices grandes y un sentido del humor mejorado. Los niños de segundo son el meollo de mi interés. No son ni lo uno ni lo otro (como todos los seres de la tierra ¿no?), ellos están en el cambio, no son ni chicha ni limonada y son el extremo y el medio a la vez. 

Para mí ser profesor es compartir y conocer, quiero conocer mejor a mis alumnos y saber qué piensan, porqué se preocupan y cuales son sus necesidades. El tiempo, “esa otra daga” diría Borges, no me permite volver a ser uno entre ellos pero sí mirarlos ahora sin compromiso, sin la necesidad de aguantarme a mi mismo siendo uno de ellos. Es bueno ser profesor y es mejor ser el profe de música.

Lecciones de la crisis de hoy

1. Uno no puede considerar desgracias acaecidas sobre uno cosas que uno no cuidó
2. Todos los actos tienen consecuencias pero muchas veces estas son inesperadas
3. No basta con construirse, hay que mejorarse (visiblemente) a uno mismo.
4. No hay karmas ni nada por el estilo, el mundo tiene un ordenamiento caótico de la moralidad. Es decir, es una estupidez dotar al universo de un sentido de justicia: no lo tiene.
5. Hay que competir en franca lid, uno tiene que vencer a sus oponentes o rivales en igualdad de condiciones, de lo contrario todo éxito es mentira.
6. Hay que tener paciencia. Dicen los gringos: what goes around, comes around. Dicen los Colombianos: al que le van a dar le guardan.

Maa
Simple y difícil.

Hace seis meses la vida era fácil y compleja, enredado en múltiples frentes, y con varias decisiones que tomar el futuro era la cosa más confusa. Quizás por eso andaba con la idea de componer de atrás para adelante, mirar si sabiendo lo que vendría podría saber lo que antecedería a ese devenir. Musicalmente era una causa perdida porque es bien sabido que la secuencialidad de la música difícilmente tiene alguna lógica de tipo causa-efecto, pero sicológicamente parecía tener el sentido de darle sentido (valga la redundancia) a una vida que en el futuro cercano parecía indomable.

Hoy la vida es difícil y simple, sé exactamente el derrotero hacia los siguientes meses, he acotado los caminos que no pude, que no quise o que no me sentí bien en llevar. Ayer envié una carta que en algún modo termina de cortar los lazos con el Nicolás de 2011 que viajó a México, el mismo que inició este blog. Ahora sé para donde va la cosa, la composición parece tener un plano ya trasado y ahora sólo resta el reto de recorrerlo. Ahí radica la dificultad.

Estoy emocionado con mi nueva vida simple y asustado con el reto de llevarla a cabo, simultáneamente tengo deseos de volver a hacerla compleja y sobre todo de hacerla fácil.